Gestos de ahorro de energía al limpiar la casa

ahorro de energía al limpiar la casa

Gestos de ahorro de energía al limpiar la casa

Si quieres saber cómo ahorrar energía mientras limpias tu casa realizando las tareas domésticas diarias, a continuación te proporcionamos una serie de sugerencias que puedes implementar para reducir el consumo eléctrico y ahorrar en los recibos de la luz. Y por tanto, también conseguir ahorro de energía al limpiar la casa. 

Firma un contrato de luz y gas según tu consumo

Al considerar la economía y la conservación de energía en cualquier tipo de hogar, la primera decisión acertada es tener una tasa que esté totalmente en línea con los patrones de consumo del hogar. Por esta razón, se deben considerar detalles como electricidad, horas pico, número de electrodomésticos y otras propiedades.

El primer paso es aplicar las mejores condiciones al momento de registrarte para la electricidad, solo necesitas hacerlo si no hay luz en tu hogar o el dueño anterior se desconectó por alguna razón. Uno de los requisitos para las luces registradas es elegir una fuente de alimentación que debe ser lo más ajustada posible para proporcionar la fuente de alimentación correcta en el hogar. Puedes usar la calculadora de electricidad para estimar la electricidad necesaria para alquilar y valorarla ingresando datos sobre su hogar y los electrodomésticos existentes. El último paso para completar el registro de electricidad es firmar un contrato de tarifa con una empresa del mercado energético. La demanda es muy amplia, y cada empresa que comercializa este tipo de energía tiene múltiples opciones, y generan diferentes listados para cubrir las necesidades de cada modelo de consumo.

Si deseas saber cuáles son los principales comercializadores de luz, haz clic en el enlace siguiente: https://selectra.es/energia/info/que-es/comercializadoras-referencia

Recomendamos utilizar un comparador de tarifas online, que proporciona un listado de los resultados de varias compañías eléctricas en España al mejor precio en base a los datos introducidos al inicio de la búsqueda.


Recomendaciones básicas para reducir el tiempo de las tareas domésticas

 Estos consejos simples te permitirán optimizar y reducir el tiempo dedicado a las tareas cotidianas en la vivienda.

  • Al hacer las tareas del hogar y mantener la casa limpia, lo más importante es mantener los hábitos de trabajo. Por ejemplo, es muy importante desarrollar una serie de pautas todos los días, y nos comprometemos a implementarlas todos los días.
    • Ventilar la habitación y hacer la cama antes de salir de casa
    • Fregar los platos, no acumular más de dos comidas
    • Recoge todos los artículos que saques o uses, incluida la ropa. Evita que la ropa se amontone
  • Siendo constantes en las pequeñas cosas de la casa, vamos a mantener nuestra casa impecable y ordenada; tenemos que hacer un esfuerzo adicional. Cada día, y cada semana, planifica tus horarios de limpieza, si siempre posponemos esta tarea hasta “cuando estemos libres”, el retraso provocará una acumulación de suciedad, más difícil de eliminar. Decide cuándo es tu mejor momento y qué tareas harás cada día.
  • Quita las manchas tan pronto como se extiendan sobre cualquier superficie, no permita que la suciedad se acumule o solidifique. Y aunque este ejemplo puede hacernos pensar en las manchas accidentales que ocurren en la cocina, debemos llevar esta idea más allá, por ejemplo, no permita que se acumule suciedad como la pasta de dientes en el lavabo del baño.
  • Recicla todo lo que tienes en tu hogar, evita la duplicación de papeles y no dejes artículos en su casa que no usará más adelante. Retira todos aquellos elementos decorativos que ya no te gustan o que interfiera con tu trabajo de limpieza.
  • Cada vez que compras algo nuevo, ya sea ropa, artículos de decoración… Guárdalo al instante, no dejes que se amontone en todos los rincones de la casa; Cuantos más artículos tengamos en la casa, más difícil será limpiar y más fácil será encontrar nuestra casa desordenada. Utiliza cajones y archivadores para guardar papeles y pequeños objetos que se acumulan, y utiliza etiquetas que nos permiten reconocer posteriormente el contenido del cajón de forma sencilla. Además, te aconsejamos que crees un rincón de todos los objetos que han llegado a casa pero aún no sabes cómo usar ni dónde almacenar. Si en unos meses no han salido de ese rincón, lo mejor es que te deshagas de ellos.
  • Por último, no olvides buscar el compromiso de todos los integrantes de la casa para realizar las diversas tareas, siempre de acuerdo a sus posibilidades.
No hay comentarios

Escribe un comentario

Abrir chat